Shambalanté se encuentra ubicado a menos de 10 km del pueblo mágico de Izamal, a 30 minutos de las pirámides de Chichén Itzá y a hora y media de la ciudad de Mérida en el estado de Yucatán.  

Fue creado como un espacio donde el ser humano puede armonizar su mente y espíritu con su entorno, por ello nuestras instalaciones integradas a la naturaleza, ofrecen un exuberante y armonioso paisaje para todos los sentidos.

En su localidad, también se le conoce como la antigua hacienda que perteneció a los franciscanos durante la colonia, con el nombre de Hacienda San Antonio Chalanté.  

La palabra maya Chalanté se compone de Chalan, que significa "claro, curado, aliviado, descansado"  y Te, significa "árbol, bosque".
Entre los antiguos mitos budistas figura un paraíso perdido conocido como Shambhala, la fuente de la sabiduría eterna donde vivían seres inmortales en armonía perfecta con la naturaleza y el universo. 
 

Haciendo un juego de palabras y consonancias entre Shambala y Chalanté, surge el nombre de Shambalanté, cuya perfecta fusión de conceptos corresponden al carácter de este espacio mágico en la selva yucateca.

EL "LUGAR DE DESCANSO Y CURACIÓN,  SUMERGIDO EN UN PARAÍSO PERDIDO DE PERFECTA ARMONÍA CON LA NATURALEZA Y EL UNIVERSO".

Nuestra misión es ofrecerte un espacio único en medio de la naturaleza, con soluciones integrales para temas de desarrollo humano, con el objeto de potenciar al máximo tus sesiones de planeación, planes de trabajo, seminarios o talleres.

VISUALIZA NUESTRAS INSTALACIONES Y SERVICIOS